Clientes privadas

Impuesto para no residentes en España

Como en muchos otros países, España tiene su propio conjunto de impuestos que también se aplican a los no residentes. Antes de establecer su casa o su negocio en el país, merece la pena consultar a expertos legales como los de Del Canto Chambers para asegurarse de que conoce bien todos los posibles gastos. Esto se debe a que los errores en los plazos, las cantidades o los formularios pueden acabar aumentando su factura a través de multas y otros costes punitivos.

Una particularidad de la fiscalidad española que puede no estar presente en muchos países es la diferenciación geográfica de ciertos impuestos. Dado que, muchas veces, estos cambios se deben a dinámicas políticas particulares, es mejor que le asesoren expertos legales con experiencia internacional, como los de Del Canto Chambers.

¿En qué se diferencian los impuestos de sucesiones y patrimonio españoles?

Desde un punto de vista general, el impuesto de sucesiones difiere en España en algunos aspectos. En primer lugar, en el caso de las propiedades heredadas, el impuesto tiene que pagarse para poder vender la propiedad. Es decir, los ingresos generados por la venta no pueden utilizarse para cubrir el impuesto. Además, cada uno de los beneficiarios de la herencia tiene que declararlo. Por último, hay que tener en cuenta que los beneficiarios deben declarar el impuesto antes de que finalice un semestre. Si no lo hacen, los trimestres siguientes añaden un pequeño gravamen hasta alcanzar un máximo del 20%. Todo esto significa que, para los que tienen una propiedad importante o incluso media, es mejor tener todos los asuntos en orden.

En cuanto al impuesto sobre el patrimonio, estaba previsto que expirara este año, pero los últimos cambios han dado lugar a su prórroga. Lo deben pagar tanto los residentes como los no residentes, una vez evaluado el patrimonio al final de cada año. Por supuesto, los no residentes sólo están obligados a pagar por su patrimonio español. Algunos de estos últimos también están exentos: planes de pensiones, derechos de propiedad intelectual, activos empresariales, acciones… Es importante realizar una evaluación completa con abogados expertos en propiedad para entender dónde y por qué podrían aplicarse ciertas exenciones.

¿Cómo funciona el impuesto sobre el patrimonio en España en las distintas comunidades autónomas?

En primer lugar, la regla general es que ninguna persona (residente o no) tributa por el impuesto sobre el patrimonio si el valor conjunto de sus activos no supera los 700.000 euros. El impuesto en sí es progresivo, es decir, parte de un tramo del 0,2% hasta el 2,5%. Sin embargo, estos tipos son sólo los que aplica el Gobierno central. Las Comunidades Autónomas pueden cambiar el límite de aplicación del impuesto y también el porcentaje que se aplica a través de tramos.

Por ejemplo, en Cataluña, en el momento de redactar este artículo, la desgravación se reduce a 500.000 euros y tanto el tipo inicial como el máximo son ligeramente superiores (0,21%, 2,75%). En cambio, Madrid opta por una desgravación total, lo que significa que los residentes no deben pagar este impuesto. Al mismo tiempo, mientras que Madrid se ha caracterizado por tener un régimen fiscal menos estricto durante mucho tiempo, desde hace muy poco tiempo Andalucía también se ha vuelto más favorable a los residentes y no residentes en términos de riqueza y herencia.

¿Cómo funciona el impuesto de sucesiones español en las distintas comunidades autónomas?

Como se ha dicho anteriormente, Andalucía ha cambiado recientemente su criterio y ha eliminado, tanto el impuesto de sucesiones, como el de donaciones. Esto significa que ambas transferencias entre cónyuges y otros miembros de la familia están prácticamente suprimidas. En cuanto a las donaciones, que tradicionalmente tributan en torno al 10% en toda España, ahora se limitan al 1%. Una vez más, dado que esto es el resultado de recientes cambios políticos, podría darse el caso de que esto cambie en el futuro; o que otras regiones se vuelvan aún más atractivas.

Ciertamente, para evitar situaciones complicadas, la mejor vía posible es consultar a uno de nuestros expertos fiscales. Aunque muchos expatriados británicos han vivido en el país durante mucho tiempo, pueden desconocer las reformas en curso y otros cambios en los sistemas fiscales que pueden hacerles perder ingresos. Esto es fácilmente evitable; y, de hecho, es mejor no esperar hasta enfrentarse a la situación real de transferencia de activos o de evaluación del patrimonio a final de año.

¿Qué activos están exentos del Impuesto sobre el Patrimonio?

Aunque no se trata de una lista exhaustiva, estos son algunos ejemplos de activos que no están sujetos al impuesto sobre el patrimonio, independientemente de su ubicación en España.

  • Planes de jubilación, de ahorro y de pensiones bajo ciertas condiciones
  • Artículos y aparatos domésticos
  • Propiedad intelectual (derechos, patentes, etc.)
  • Bienes utilizados con fines empresariales
  • Acciones de algunas entidades; pero hay porcentajes de propiedad que deben respetarse
  • Sólo para residentes: una vivienda principal hasta 300.000 euros

¿Vive en España pero es no residente?

Estamos dispuestos a ayudarle con la mejor planificación fiscal posible.


Para realizar una consulta sin compromiso, llámenos al +34 91 080 08 85 o rellene el siguiente formulario.