Clientes privados

Impuestos e IVA de autónomos

La combinación de buenas infraestructuras, una mano de obra formada y un clima agradable está haciendo de España un lugar atractivo para muchos autónomos expatriados. Sin embargo, hay muchos malentendidos con el régimen de autónomos en el país.

En Del Canto Chambers podemos ayudarle a entender las ventajas y desventajas de elegir esta línea de trabajo. Sobre todo, porque la responsabilidad de darse de alta y presentar los formularios adecuados recae en el autónomo. Para muchos extranjeros expatriados, la primera visita a la Agencia Tributaria y a otros sitios web gubernamentales puede ser bastante desalentadora.

Impuestos e IVA de autónomos

¿Cómo es el régimen de autónomos en España?

La idea principal es la siguiente: toda persona que obtenga ingresos por trabajos por cuenta propia, como contratista o gestionando un pequeño negocio, independientemente de su sector, debe darse de alta como Autónomo. No obstante, hay que tener en cuenta que algunas personas con ingresos por debajo de determinado umbral no tienen que darse de alta. Por ejemplo, si un jubilado colabora esporádicamente con un negocio local, ganando menos del salario mínimo mensual, es probable que no tenga que darse de alta. Existen muchos mitos sobre el sector de los autónomos en España, como la reticencia de los trabajadores a darse de alta y los abusos generalizados del sistema. Sin embargo, en los últimos años el Estado tiene cada vez más capacidad para supervisar que los contribuyentes cumplan las normas y hay menos bolsas de «actividad informal» en todo el país.

Dándose de alta como autónomo, puede asegurarse de que todos sus pagos se contabilizan correctamente. Además, se le permite dirigir su propio negocio como una empresa, pero sin los numerosos requisitos (monetarios y de otro tipo) impuestos a las sociedades limitadas. Para muchos británicos y otros extranjeros que quieren probar una línea de negocio en España, es la forma más rápida de conocer el potencial de mercado de una idea. Esto no significa, por otra parte, que convertirse en Autónomo sea totalmente gratuito.

En primer lugar, como cualquier otra empresa radicada en la UE, debe aplicar un IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) a sus servicios. Al igual que con el impuesto sobre la renta, hay un grado de responsabilidad: se supone que debe añadir el tipo correspondiente a sus servicios, y posteriormente declarar sus ganancias. Este tipo puede ser de hasta el 21%; los distintos sectores tienen normas diferentes. Luego, hay que ocuparse del Impuesto sobre la Renta que, como se describe en su sección, también puede ser un reto de comprensión. Por último, hay que pagar la Seguridad Social, que suele ajustarse a la duración de la actividad. Hay diferentes períodos de tiempo durante los cuales hay que hacerse cargo de estos pagos. Por ello, muchos españoles contratan a gestores para que les gestionen sus pagos. El incumplimiento de los plazos clave puede suponer algunas multas importantes: como extranjero, los profesionales de Del Canto Chambers estarán encantados de asesorarle sobre la mejor manera de evitar estos problemas al establecerse en España.

¿Cuáles son mis obligaciones legales como autónomo en España?

En general, según la legislación vigente, existen ciertas responsabilidades esenciales como autónomo registrado en España. En primer lugar, debe presentar regularmente las declaraciones de la Seguridad Social, de los impuestos y del IVA. Debe mantener un registro adecuado de todas sus facturas y otras interacciones con los clientes. Además, todos sus registros deben estar redactados de acuerdo con las normas contables españolas.

Recientemente, el gobierno ha intentado simplificar la burocracia y los costes al hacerse autónomo. Se han reducido pagos como los gastos de energía en el hogar, los costes de transporte o la tarifa plana de alta. Hay otras deducciones interesantes, como las relativas a los gastos de alimentación fuera de casa. También es más fácil que nunca cerrar el negocio. De nuevo, lo mejor es llevar a cabo (al menos) el primer año de funcionamiento como autónomo con la ayuda de expertos legales.

¿Necesitaré una licencia específica para hacer negocios en España?

Como muchas otras cuestiones relacionadas con la fiscalidad en España, esto depende de la ubicación geográfica. En Del Canto Chambers, nuestro equipo jurídico es consciente de la diferente situación de los profesionales en todo el país. Por ejemplo, cualquier negocio que reciba al público requerirá una licencia de apertura de las autoridades locales. La licencia se concede tras una inspección. Al mismo tiempo, si usted trabaja desde su casa es probable que no necesite ninguna licencia.

Como en cualquier otro país, hay deducciones fiscales específicas que pueden aplicarse al equipo esencial del negocio, incluso si se trabaja desde casa. Por último, existen normas especiales para determinados negocios, como es de esperar. Los centros educativos, las profesiones registradas y otros generarán requisitos adicionales por parte de las autoridades.

La primera visita a la Agencia Tributaria y a otras páginas web gubernamentales puede ser bastante desalentadora

Estamos dispuestos a ayudarle.


Para realizar una consulta sin compromiso, llámenos al +34 91 080 08 85 o rellene el siguiente formulario.